Martínez de Hoz, ahora se pone enfermo y en arresto domiciliario

Un dictamen rechazó la excarcelación de Martínez de Hoz, pero aceptó el arresto domiciliario

El fiscal federal Federico Delgado rechazó ayer excarcelar al detenido ex ministro de Economía de la última dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, pero aceptó concederle el arresto domiciliario en base a su edad y a su estado de salud.

En un dictamen entregado ayer al mediodía al juez federal Norberto Oyarbide, el fiscal entendió que "el arresto domiciliario debe ser concedido porque la edad y la salud del procesado lo ubican dentro del artículo 33 de la ley 24.660".

Y argumento que "más allá de la naturaleza de los hechos y la carga valorativa que entrañan, es imposible apartarse de la letra de la ley. Esto es obvio, no hay justicia sin ley. Ambas se imbrican. A veces, como aquí, de manera compleja y en medio del barro de la historia o, para expresarlo con Ricoeur, en medio de la trama. Igual siempre van juntas. De lo contrario sería imposible eludir el estado de naturaleza hobbesiano", agregó.

Martínez de Hoz permanece internado en un sanatorio privado del barrio de Palermo a la espera de una decisión del juez federal Norberto Oyarbide, quien tendrá la palabra final sobre las condiciones de cumplimiento de su prisión preventiva tras ordenar su detención en la causa por el secuestro ilegal de dos empresarios en la dictadura.

Su defensa había pedido la excarcelación y como segunda opción el arresto domiciliario por su edad y problemas de salud.
En su dictamen Delgado aludió a dos de los informes médicos incorporados a la causa desde que fue detenido el martes pasado en su departamento del barrio de Retiro.

En uno de ellos se alude a que "posee grandes dificultades para moverse por si mismo en su vida diaria debido a afecciones traumatológicas y padece una lumbociatalgia que le impiden caminar y que aconseja su reposo".

El fiscal entendió que ante este cuadro "no existe un riesgo de fuga" y "en consecuencia no hay peligros concretos para la aplicación de la ley".
Además recordó que Oyarbide prohibió a Martínez de Hoz la salida del país, con lo cual "se despeja el riesgo procesal que excepcionalmente permite el encierro preventivo".

El ex ministro de la dictadura fue detenido procesado con prisión preventiva por el secuestro ilegal del empresario Federico Gutheim y su hijo Miguel en 1976, porque se negaban a realizar un negocio comercial que pretendía obtener el entonces ministro del gobierno de facto de Jorge Rafael Videla.
La Corte Suprema declaro inconstitucional el indulto que había beneficiado al ex funcionario y abrió la puerta a su detención ordenada por Oyarbide esta semana.