Formosa : Financiar la clandestinidad

Tabú es el de la justicia  en los delitos de lesa humanidad. .

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre tuvo que elevar un escrito por denegación o retardo de justicia al no responderle sobre su presentación como querellante en la causa Carrillo. Lo destacable no es el hecho en sí, ya que los organismos de Derechos Humanos en Formosa están acostumbrados a este trato dilatorio por parte de determinados funcionarios judiciales. Lo importante es señalar que la prensa oficial y oficiosa que cubre la información de la mayoría de la ciudadanía formoseña no se hizo eco de esta noticia. Y mucho menos el pedido efectuado por la nueva querella  de cortarle la asignación mensual al prófugo Domatto, por el cual hace años el ejecutivo nacional viene ofreciendo cien mil pesos como recompensa a quien ayude a encontrar su paradero. Que haya funcionarios tan “flexibles” con los prófugos, que hagan la vista gorda permitiendo la financiación de su clandestinidad, es casi como una normalidad en una justicia atravesada por quienes juraron por los estatutos del PRN antes que la Constitución, y añoran in péctore dicha ideología…Pero que en la prensa que consume la gran mayoría de los formoseños, este tipo de noticias no aparezca, y que las oficinas de prensa del gobierno provincial no se hagan eco de esta situación, es también un dato a tener en cuenta. Altamente significativo y elocuente. Pero… de esto no se habla.

REVOCATORIA

Otro tema comentado soto voce, casi sin prensa ha sido  la revocatoria ordenada por la Càmara de Casación Penal  sobre el sobreseimiento dictado por el juez federal Marco Bruno Quinteros a favor del ex subjefe de policía provincial Agustín Echeverría. No es un tema menor, si se tiene en cuenta que el beneficiado por el fallo en primera instancia fue uno de los hombres fuertes de la policía de la gestión reelegida por quinta vez. También debe tenerse en cuenta que el juez que fundamentó el sobreseimiento provisorio de Echeverría, suena como muy probable candidato a integrar el Superior Tribunal de Justicia de Formosa.  En este marco comentar que el juez no tomó en cuenta la declaración de las mujeres víctimas de vejámenes que reconocieron al oficial como autor y partícipe, tampoco parece prudente por la prensa local, asumiendo el costo de que el día de mañana se pueda asociar el silencio con la complicidad. Lo que sí es cierto, de certeza absoluta, como reafirman los abogados, es que la Cámara de Casación en lo Penal, por unanimidad no estuvo de acuerdo con el juez, y si con las testigos en un tema que constituye política de estado para los tres poderes de la Nación.

Pero, de esto en Formosa, no se habla.