El genocida Colombo, condenado y aún en activo en el ejército, se pasea con total impunidad

Se vio cenar al condenado Colombo en restaurante céntrico

Según trascendió fue en Piègari, un restorán caro de la ciudad de Bs As, en el mes de diciembre. La LADH denuncia lentitud de la justicia federal formoseña, que contradice la política de estado fijada a nivel nacional.

La editorial de la página  en Facebook de la Liga Argentina de los Derechos del Hombre de Formosa titulada “La construcción de los principios de Memoria, Verdad y Justicia en Formosa, y la mala palabra” se señala la distancia que existe entre el enunciado y los gestos políticos del gobierno nacional con el accionar de la justicia federal formoseña.

En tal sentido, se señala que “esta semana trascendió que el ex gobernador de facto de Formosa, el todavía general Juan Carlos Colombo, cenó en el restaurant Piégari, uno de los mas caros de Buenos Aires con su familia en el mes de diciembre. Recordemos que el anciano delincuente, fue condenado a veinticinco años de prisión por crímenes de lesa humanidad por el Tribunal Oral Federal de Formosa, falló que se encuentra firme por resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Plácidamente se encontraba en ese restaurant violando las condiciones de su “prisión domiciliaria”.

 “A eso debe agregarse una nueva elevación a juicio del habitué de costosos restaurantes de Buenos Aires, destinada a obstruir nuevos juicios a los represores que asolaron la provincia en los oscuros años 70. Tal elevación se produjo por delitos probados con anterioridad a la primera elevación, lo cual implicaría un juzgamiento en cómodas cuotas”.

Estos hechos, se suman a las denuncias ya conocidas de “sospechosa lentitud” de la fiscalía formoseña que demoró seis meses “en elevar el expediente (de cómputo de pena) al Tribunal de Casación, elevación que se produjo ante el reclamo de querellantes y abogados”. Todavía no se resuelve el pedido de cárcel común a los imputados y al condenado.

Se señala también que, a pesar de los pedidos de la LADH se sigue financiando con dinero público la clandestinidad del prófugo Horacio Rafael Domatto,  y que “no se conoció actividad alguna de la fiscalía respecto de la declaración que compromete gravemente la situación procesal de (Agustín) Echeverría”-oficial de policía provincial- en el caso del supuesto suicidio del conscripto Genes detenido en el Rim 29 acusado de “bailar con una subversiva”; como tampoco de la revocatoria de la Cámara de Casación por unanimidad del sobreseimiento  logrado en primera instancia en dos casos por el ex subjefe de Policía de Formosa.

Y se remarca una situación contradictoria, pues “cuando en el resto del país la política judicial se orienta a la concentración en megacausas de todos los imputados, en Formosa se los va elevando a juicio con cuentagotas y por solo algunos de los cientos de delitos cometidos”. Para concluir afirmando que “va siendo hora que la política nacional de derechos humanos, las disposiciones de la Cámara Nacional de Casación Penal y de la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación lleguen a Formosa por vía de la justicia federal, a efectos que los gemidos de los torturados y el silencio de los desaparecidos en la dictadura, no terminen transformando la acción judicial tan solo en una mala palabra”.