Formosa. Causa por Crimenes de lesa humanidad demorada desde 1984

Juan Carlos Colombo ex gobernador de Formosa, acusado por crímenes de lesa humanidad
Nuevo impulso para querellantes formoseños en favor de la activación de una mega causa iniciada en 1984, que sigue demorada y aún quedan 12 imputados por juzgar.

En la causa madre en la que se investigan los crímenes de lesa humanidad en Formosa, caratulada “Carrillo Fausto Augusto y otros s/desaparición forzada”, se presentó la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), tradicional organismo defensora de derechos humanos, fundada en 1937, y miembro cofundador de la Federación Internacional de Derechos Humanos, con asiento en la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Frente a las trabas, beneficios, demoras y chicanas jurídicas a favor de los imputados por aberrantes crímenes cometidos en Formosa (todos los cuales gozan de libertad ambulatoria a pesar de la condena de su jefe el ex gobernador Colombo por los crímenes cometidos bajo sus órdenes), la incorporación de esta institución pionera en la defensa de las víctimas del terrorismo de estado, y que actualmente ya actúa como querellante en diversos juicios por delitos de lesa humanidad, entre ellas las causas “Suarez Mason”, “Margarita Belén”, y “Almirón Sena”, configura una inyección de nuevas energías para superar la pesada empresa de investigar el pasado de una dictadura íntimamente ligada a sectores civiles que se resisten a perder los privilegios incrementados bajo su imperio.

Los principios esenciales de Memoria, Verdad y Justicia, exigen que se investiguen todos los hechos denunciados, aspecto en el cual el Juzgado Federal de Formosa y en especial la Fiscalía, ostentan una llamativa morosidad, incluida la no persecución penal de apropiaciones de menores con supresión de identidad y sistemáticas violaciones y delitos de índole sexual, y la elevación a juicio en forma exasperantemente parcial, lo cual constituye un agravio a los testigos que se ven obligados a relatar reiteradamente ante sus verdugos, los padecimientos sufridos.

Los crímenes de lesa humanidad que se investigan en Formosa, son de tal gravedad, extorsiones, desapariciones forzadas, privaciones ilegítimas de libertad, torturas, violaciones y abusos sexuales, supresión de identidad, asociación ilícita, etc., que afecta la conciencia formoseña tanta impunidad. “Este nuevo “espaldarazo” a la querella con un organismo no gubernamental de estructuración nacional y sólidas vinculaciones internacionales configura un aporte significativo”, expresaron varios testigos y víctimas de la causa Carrillo, “para recuperar la memoria colectiva, encontrar la verdad, hacer justicia, y profundizar las estrategias contra los promotores de la impunidad”.