Detenido un comisario acusado por delitos de lesa humanidad

El ex jefe de la policía santiagueña durante la dictadura militar, Werfil Herrera, quedó privado de su libertad luego de negarse a declarar ante el juez federal Guillermo Molinari, que investiga varias causas que involucran a exintegrantes de las fuerzas de seguridad en casos vinculados a violaciones a los derechos humanos.

Herrera, que la semana pasada fue localizado en la ciudad de Santa Fe, será alojado en la delegación local de la Policía Federal Argentina y la próxima semana será derivado a la cárcel federal ubicada en la localidad de Colonia Pintos, distante a 40 kilómetros al sur de la capital provincial. En la misma unidad carcelaria cumplen prisión perpetua los ex comisarios Tomás Garbi y Ramiro López Velloso, que junto a Musa Azar, alojado en un hospital público, fueron condenados hace dos años por el asesinato del estudiante universitario Cecilio Kamenetzky.