Proponen declarar de interés legislativo el libro Vidas sin cuerpos

Describe el juicio realizado en Roma por la desaparición forzada de ciudadanos italianos en la Argentina, por el cual se condenó a cadena perpetua a los represores de la ESMA Acosta, Astiz, Vildoza, Vañek y Febres.
El diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo propuso al Congreso de la Nación declarar de interés legislativo el libro “Vidas sin Cuerpos” (“Vite senza Corpi”, en su versión original), recientemente publicado en Italia sobre el proceso judicial realizado en Roma por la desaparición forzada de los ciudadanos italianos Giovanni Pegoraro, su hija Susana y Angela María Aieta de Gullo, entre otros, ocurrida en nuestro país durante la última dictadura militar.

El proyecto propone declarar de interés de la Cámara baja la obra que describe el juicio ejemplar realizado en Roma, Italia, donde se condenó a cadena perpetua a los represores Jorge Eduardo Acosta, Alfredo Astiz, Jorge Raúl Vildoza, Antonio Vañek y Héctor Antonio Febres, por ser los máximos responsables del nefasto centro clandestino de detención y exterminio conocido como Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Angela María Aieta de Gullo, madre del diputado nacional Dante Gullo, fue secuestrada brutalmente en el mes de agosto de 1976, en su domicilio familiar, por las patotas armadas de la represión ilegal desatada al amparo del Terrorismo de Estado que padeció la sociedad argentina entre los años 1976 y 1983.

El libro Vidas sin Cuerpos fue recientemente publicado por la Editorial Gorée y narra el proceso judicial y las vivencias de algunos de sus protagonistas, como los abogados Giancarlo Maniga, Marcello Gentille y Nicola Brigida, que llevaron adelante la causa y obtuvieron la condena a cadena perpetua de los máximos responsables de los grupos de tareas que operaban dentro y fuera de ese centro clandestino de detención y exterminio.

Al respecto, Dante Gullo expresó que “Las experiencias de testigos, abogados, periodistas y otros participantes del histórico juicio, reflejan el horror y la incredulidad de quienes fueron descubriendo las atrocidades cometidas por el Terrorismo de Estado en nuestro país”. Además, destacó “el análisis del rol que jugaron los medios de difusión –especialmente italianos- en el conocimiento del tema por parte de la población de dicho país, y en la toma de conciencia de las aberraciones perpetradas por la dictadura militar argentina”.

Cada uno de los capítulos del libro, coordinado por el argentino Jorge Ithurburu y por el italiano Cristiano Colombi, se encuentra firmado por alguna de las personas que tuvo participación en el llamado ‘Proceso ESMA’ italiano. Allí se relatan los pormenores del desarrollo de un proceso, cuyo valor fundamental resulta de la valiente decisión de la Justicia italiana de llevar adelante una causa judicial por ‘delitos de lesa humanidad’ cometidos en otro país – Argentina- contra ciudadanos italianos.

Especialmente, porque en nuestro país la vía judicial se hallaba impedida por la vigencia de las oprobiosas leyes de impunidad – punto final y obediencia debida- y por los indultos decretados por el gobierno menemista en 1989 y 1990.

El diputado nacional, también destacó que el juicio realizado en Roma es “una verdadera explicitación del principio de Justicia universal”, y junto con los iniciados en su momento en España por el Juez Baltasar Garzón y en otros países como Francia, Suecia y Alemania, “contribuyeron a la consolidación de la conciencia universal que condena en todo tiempo y en todo lugar la comisión de tan aberrantes hechos, considerados imprescriptibles e inamnistiables a la luz del derecho internacional”.