Juicio a la Triple A: "Marcar la historia, decir la verdad caiga quien caiga”

Entrevista a Carlos Petroni quien fue dirigente sindical y del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) en los años  70. Actualmente es querellante en la causa judicial contra la Triple A y sobreviviente de tres intentos de asesinato. Es periodista y editor de Izquierda Punto info. y miembro de la Organización de Izquierda Revolucionaria (OIR).

Mar del Plata, febrero de 2011
por Gustavo Waslet (Especial para El Mortero y Agencia Nodo Sur).

-¿Se ha llegado a su juicio, a la nómina completa, tanto de victimas como represores? Me refiero a las que han tomado estado judicial.

No. La causa aun está acotada a un numero relativamente pequeño de asesinatos y circunscriptos a un período que va desde la muerte del jefe de la CNU/Triple A, Dr. Ernesto Piantoni y los asesinatos y secuestros de Maggi, la rectora de la Universidad Catolica y algunos más. Estos son hechos acaecidos en 1975. La CNU/Triple A cometio más de un centenar de asesinatos y tal vez cientos de antentados entre 1971 y 1976 para pasar luego a servir como Grupo de Tareas de la dictadura militar. La investigación y la causa deben extenderse hacia atrás y hacia delante cubriendo los actos de terrorismo de Estado que se cometieron en Mar del Plata desde por lo menos 1973 y hasta 1976.
Hay más de una docena de imputados, como miembros de la CNU/Triple A, en su mayoria abogados y profesionales. Si se extendiera la investigación a todos los crímenes cometidos por esta organización, los imputados deberían ser más de 60, incluyendo dirigentes sindicales y poltiicos de la época, y algunos de los cuales hoy detentan un poder considerable a nivel local y nacional.

-Más allá del caso Demarchi, el más sonado para la opinión pública, suelen faltar algunos otros apellidos tanto o más conspicuos como el del ex Juez Federal Federico Hooft por ejemplo. ¿Son causas separadas? ¿Otros los delitos? ¿Cómo funciona el aspecto procesal en estos casos?

Si se globaliza la causa como la de los crímenes cometidos por la CNU/Triple A en el período de 1973/76 esos personajes y muchos otros deberían ser investigados e imputados. Los delitos cometidos en este período por la CNU/Triple A y sus colaboradores y aliados, como los miembros del Poder Judicial, autoridades de la Universidad Provincial y dirigentes sindicales y de la Juventud Sindical Peronista (JSP), etc., son todos hechos de terrorismo de Estado tal cual ya lo reconoce y reafirma la Justicia Federal. Por lo tanto todos ellos están relacionados con los agravantes de asociacion ilícita y otros cuadros legales que vinculan a todos los potenciales acusados dentro de una trama conspirativa para planear, armar y ejecutar los crímenes.

-El camarista Jorge Ferro, asegura que el Juez Pradas, a cargo de la causa permitió lisa y llanamente la huida de Gustavo Modesto Demarchi, primero a Brasil y luego a Colombia, donde está actualmente detenido, pese a lo que declaraban las autoridades fronterizas: De comprobarse esta enormidad, ¿Es posible seguir pensando en hacer justicia con estos jueces?
Por estos días se conoció el caso Cozzani en la ciudad de La Plata. No tengo dudas que Demarchi y otros prófugos utilizaron sus contactos e influencia politica para poder huir del país. Esa complicidad necesariamente proviene del Poder judicial pero no se agota allí. Por acción u omisión, también son responsables la policía, la Gendarmería, aquellos que colaboraron en la fuga incluso llevándole el vehiculo particular a Demarchi a través de la frontera...
La Justicia está limitada en todo caso por la estructura de poder. La investigacion a fondo de los crímenes de la Triple A traería aparejado la exposición de importantes dirigentes de hoy día, que detentan poder en sindicatos, son funcionarios públicos, incluyendo los judiciales, y hasta son intendentes, diputados y hasta algun senador. Recuerde usted que la Triple A estuvo organizada y relacionada con tres gobiernos, el de Lastiri, el de Perón y el de Isabel y que otros dos Presidentes argentinos, Menem y Duhalde tambien mantuvieron relaciones con ellos. Duhalde inició su carrera política en Lomas de Zamora apoyado por la revista El Caudillo (elementos que ya han sido presentados a la justicia como fotos y articulos de El Caudillo) y la Triple A; Menem aparece fotografiado junto a miembros de la Triple A, y tanto Menem como Duhalde indultaron a miembros de la Triple bajo su gobierno.

Hugo Moyano, Gerónimo Venegas, Luis Barrionuevo – los dos primeros en Mar del Plata – y muchos otros fueron dirigentes de la JSP que como ya hemos visto colaboraba estrechamente con la CNU/Triple A.
De allí para abajo es impresionante la lista de gente “importante” que estaba vinculada o participaba del accionar del terrorismo de estado de la Triple A. En esas circunstancias, la Justicia tratara de limitar y acotar los juicios, tal cual se hace con los juicios a los militares del Proceso, donde solo se juzga a unos cientos de los casi 30.000 responsables del genocidio.

Marcar la historia, decir la verdad caiga quien caiga y denunciar todos los hechos incluyendo la denuncia que aquellos que estuvieron embarcados en el terrorismo de Estado, de todos ellos, es parte de la justicia aunque en muchos casos no llegue a los estrados de los tribunales.

-Para la juventud y acaso no tan jóvenes pero igual de distraídos, ¿podría brevemente trazar una biografía de toda esta gente procesada?

Esto sería muy extenso. Entre ellos hay abogados, jueces, fiscales, dirigentes sindicales, funcionarios públicos, algunos detentan cargos electivos. Sólo imaginemos que Gustavo Demarchi, que hoy espera su extradicción desde Colombia, fue abogado, fiscal, abogado de la CGT cuando Hugo Moyano era el Secretario General de la misma en Mar del Plata, candidato a intendente del PJ en 1983, también apoyado por Moyano y hasta se lo vincula con enormes negocios de peculado y coimas como son los bingos de la ciudad.

-La primera impresión que ofrece la prensa, tal vez sea el accionar impune contra estudiantes universitarios pero también existieron dirigentes sindicales, empresariales y políticos de la época? Muchos de ellos aun en actividad.

Gran parte de la plana mayor de la CGT, de la CGT “Azul y Blanca”, de las 62 Organizaciones, nacional y muchos de los dirigentes actuales de numerosos sindicatos a nivel local fueron partícipes, socios, colaboradores o activaron plenamente en los crímenes de la Triple A o con organizaciones como la JSP de entonces.
Junto a los colaboradores con el terrorismo de Estado en la Iglesia, los sindicalistas han sido los que hasta ahora más han zafado de la investigación y castigo por sus crímenes en los 70.
 
-Más allá de la detención, en Bogotá existe un gran hermetismo respecto tanto del pedido de extradición de la justicia argentina como del asilo político solicitado por el propio Demarchi. ¿Cómo imagina o qué información maneja Ud. respecto a la evolución política de este proceso donde ni el gobierno argentino ni el colombiano podrán permanecer ajenos? Cabe suponer que la elección de ese país no fue una casualidad. ¿Tendrá garantías de intocable como pretende?

Puede ser que Demarchi haya hecho una mala caracterización de Colombia asumiendo que como tiene un gobierno de derecha estaría dispuesto a concederle asilo político. También puede ser que se le haya prometido ese asilo por parte de personalidades, politicos o influyentes con buen dailogo con el gobierno colombiano. Como sea, es poco probable, diría que casi imposible dadas las actuales circunstancias, que obtenga esa protección. No es importante para el gobierno colombiano, ni le significa ningún rédito, protegerlo. Además los argumentos esgrimidos por su parte para solicitar ese asilo son absurdos, políticos y procesales. Adujo que era un “perseguido político” y cuestiones por el estilo, lo cual no es cierto.

-La opinión pública local, identifica a Demarchi como un empresario muy importante del área de los juegos de azar y que actualmente figura en un expediente de solicitud de un nuevo bingo que se está construyendo en Mar del Plata, más precisamente en Bolívar y Entre Ríos. ¿Ud. cree que la justicia podrá quebrar el tráfico de influencias que estos poderosos pueden poner a funcionar?
En este mismo sentido, habría que mencionar, por ejemplo, el caso del suboficial retirado Abel Cesar Scollo, detenido días atrás en la ciudad de Baradero, por delitos de lesa humanidad, se negó a declarar y recibió el beneficio de la excarcelación…
La justicia es un apéndice de las clases dominantes y administra la “justicia” e interpreta las leyes de acuerdo a eso. La cuestión, sin embargo desde que existen confrontaciones y divisiones entre la burguesía en relación a muchas cuestiones y eso, a veces, juega a nuestro favor.

-Por último. Existe una importante nómina de integrantes de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), que en Mar del Plata, recordemos, se transformó en Triple A y en Grupo de Tareas (GT), luego del golpe de Estado, los cuales figuran como solicitantes de pensiones graciables previstas para las víctimas del terrorismo de Estado. ¿Podría explicar cómo es posible este verdadero “mundo del revés” y si tendrían a su juicio alguna posibilidad de prosperar?
 
Usted me pide que explique lo inexplicable. Sólo se me ocurre pensar que estos sujetos cuentan con la protección de parte del aparato estatal. No es un “mundo al revés” sino como funciona normalmente el sistema de clase de nuestro país y el mundo.

-Algo más que quiera agregar respecto a este tramo de nuestra historia reciente que está saliendo a la luz?

La cuestión central de este juicio y otros similares es inocular a la juventud y a la clase trabajadora contra el terrorismo de Estado, contra el relato de derecha de nuestra historia, que se aprenda de ellas a no repetir los errores que nos llevaron a ser derrotados en los 70 por el terrorismo de Estado y prepararnos para el futuro. La lucha de clases no ha desaparecido y los procesos revolucionarios, como lo demuestran hoy Egipto y Túnez, tampoco.

La “historia no ha terminado” sino que se reorganiza y vuelve con más furor a golpear hasta a los más escépticos. Aprender del pasado nos sirve no sólo para conocer la verdad, sino para enfrentarnos, cuando sea necesario, a fenómenos similares. En ese sentido, la verdader justicia, completa e histórica, sobrevendrá con el triunfo de los trabajadores contra el sistema de explotación que produce el terrorismo de Estado para enfrentar el ascenso de las luchas. Debemos prepararnos en esta etapa para impedir que la historia, esa historia, se repita.

www.elmorterodigital.blogspot.com