Antiguo secretario de redacción de Clarín, aseguró que la viuda de Noble tenía vínculos con los militares

El ex secretario de redacción de Clarín detalló el plan para adoptar a Felipe y Marcela Noble Herrera y su puja personal con Magnetto.
 
Por Gerardo Aranguren

Bajo juramento y ante la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, Reinaldo Gregorio Bandini, ex secretario de redacción del diario Clarín, aseguró “sin dudas” que Ernestina Herrera de Noble, dueña del multimedios, mantenía un vínculo con las Fuerzas Armadas. La dura aseveración se produjo el martes, en la declaración de seis horas que realizó como testigo en la causa que investiga la apropiación de Marcela y Felipe Noble Herrera. Al ser consultado por los abogados querellantes si luego de la muerte de su marido y fundador del diario, Roberto Noble, Ernestina Herrera tenía relación con militares, Bandini contestó: “No hay dudas de ello, pero no puedo consignar precisamente con quiénes”, señaló.

Al declarar en el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro, el testigo negó conocer la verdadera identidad de los jóvenes, sin embargo, confirmó la existencia de un plan para adoptar dos chicos en 1976 y así evitar perder la empresa en un juicio contra Marta Guadalupe Zapata, ex esposa del fundador del diario, Roberto Noble. También mencionó que la maniobra fue planificada por Bernardo Sofovich y Rogelio Frigerio, ambos integrantes del Grupo Clarín.
“Anteriormente a la obtención de los chicos, la señora de Noble me dijo ‘voy a tener que tener hijos adoptivos lo más rápido posible, porque si me pasa cualquier cosa a mí el diario queda acéfalo de dueño’”, aseguró ante la mirada de los abogados querellantes Pablo Llanto y Alan Iud, y agregó: “La pelea de hoy de Clarín no es nueva. No es gratuito ser el mejor diario de Sudamérica. Eso se paga. De la época del doctor Noble viene esto. Que menos de una semana después de la muerte de Noble aparezca el secretario de prensa de los Estados Unidos no es casualidad. Me acuerdo de que pidió que la señora ponga la cifra para la venta del diario. Rápidamente vino (Bernardo) Sofovich, que era un abogado muy rápido, y vio la necesidad de que ella tuviera herederos.”
La declaración de Bandini sobre la motivación económica de la adopción se suma a un viejo aporte del actual canciller Héctor Timerman, quien en 2004 afirmó que su padre Jacobo Timerman le había comentado que alrededor de 1976, “encontrándose Herrera de Noble deprimida y resultando necesario garantizar la herencia de la nombrada, Frigerio tomó a su cargo la decisión de buscar descendencia y conseguir dos chicos que no se pueda rastrear su paradero; esto es, no ubicables”.
La citación de Bandini en la causa Noble se produjo a partir de una denuncia de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que anticipó Tiempo Argentino, donde se lo señala como el enlace del Grupo Clarín con el Ejército. Bandini llegó al diario de la mano de Noble, y mantuvo luego una relación de mucha confianza con su viuda, al punto de decidir dejarle la tutela de Felipe y Marcela en caso de que ella falleciera.

Su salida de la empresa se produjo en 1980, luego de una fuerte puja con Héctor Magnetto, actual CEO del grupo económico. En su declaración testimonial, el periodista retirado se refirió en varias ocasiones a esa interna. “Yo ya tenía la experiencia bien clara de que uno de los objetivos que tenía ese grupo (encabezado por Frigerio y Sofovich) era sacarme del diario. Lo lograron y punto, y yo, como lo tenía claro, hice todo lo necesario para llegar a los 60 años, y ahí me jubilé. Quien haya llegado a tomar la posición que yo tomé en Clarín no puede trabajar en otro diario. Nunca más hice periodismo, lo cual me costó bastante”, relató. Luego describió que en ese grupo al que estaba enfrentado “estaban Magnetto, que lo trajo Frigerio, Aranda y (Lucio) Pagliaro. El hijo de Frigerio (Octavio) prácticamente ocupó mi lugar. (Joaquín) Morales Solá entró después de que yo me fui”.