Mendoza: prisión domiciliaria para los 10 represores que son juzgados por delitos de lesa humanidad

El Tribunal Oral Federal 1 dispuso ayer la detención domiciliaria de los diez imputados por delitos de lesa humanidad en 19 causas por desaparecidos, asesinados y torturados durante la dictadura militar.

La detención domiciliaria fue dispuesta "debido a las condiciones de salud de los acusados”, en el marco de la segunda jornada del primer juicio oral que se desarrolla en la capital mendocina.

El Tribunal Oral hizo lugar a la petición formulada este jueves por el fiscal general, Dante Vega de "ordenar la detención de todos los imputados (diez) a fin de asegurar la realización del juicio de acuerdo al artículo 366 último párrafo del Código Procesal Penal”.

El próximo miércoles 24 se reanudará la tercera jornada de juicio por los delitos de lesa humanidad en la capital mendocina.

El Tribunal Oral Federal cumplió este jueves la segunda jornada del primer juicio realizado en la capital mendocina por delitos de lesa humanidad, presidido por Juan Antonio González Macías e integrado Alejandro Waldo Piña y Héctor Fabián Cortes.

El juicio se inició a las 9.55 en el primer piso de los Tribunales Federal con la presencia en la sala de seis de los diez imputados.

González Macías continuó con el "requerimiento a juicio” del acusado ex comisario de la policía mendocina Dardo Migno, quien por video conferencia respondió que "se abstenía de declarar” en comunicación desde la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, sentado en silla de ruedas.
Posteriormente el magistrado designó dos representantes del Tribunal para concurrieran a la residencia particular del imputado ex comisario policial, Juan Agustín Oyarzabal, situada a unos 70 kilómetros al este de esta ciudad, en el departamento de Rivadavia, debido a inconvenientes en su salud.

Seguidamente, el fiscal general Dante Vega, solicitó "reformular las calificaciones” en cada una de las 19 causas que imputa a los diez acusados en Mendoza de delitos de lesa humanidad.

Dante Vega, concluyó los fundamentos solicitando al Tribunal "ordene la detención de todos los imputados a fin de asegurar la realización del juicio de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 366 último párrafo del Código Procesal Penal de la Nación”.
"Existe fundamentos suficientes para tener por acreditado el riesgo del proceso (judicial) al que apunta toda medida coercitiva en el proceso penal y que debe ser evaluado atento en el contexto delictivo encuadrado en la categoría de delitos de lesa humanidad”, justificó el fiscal.

Posteriormente, luego de un cuarto intermedio, el presidente del Tribunal Oral, González Macías, dispuso "la detención domiciliaria de los diez imputados por los delitos de lesa humanidad considerando el estado de salud de los acusados”.