Mendoza: Cadena perpetua para tres represores que operaron en Mendoza

Fueron condenados 4 violadores de derechos humanos, responsables por desapariciones en la dictadura militar
    
Por unanimidad un tribunal de Mendoza, provincia del centro-oeste de Argentina, condenó este martes a prisión perpetua a tres imputados por delitos de lesa humanidad, implicados en la desaparición de cuatro integrantes de las juventudes peronistas en 1976, durante la última dictadura.

Raúl Ruiz Soppe (ex comisario), Aníbal Guevara (ex teniente del Ejército) y Juan Labarta (ex policía del D2) recibieron perpetua por los delitos de privación ilegítima de la libertad, tormentos agravados y homicidio calificado.

Las víctimas fueron Francisco Tripiana, pintor de 33 años detenido en su casa el 23 de marzo de 1976 y quien figura como liberado en los archivos; Roberto Osorio, empleado de una farmacia; Pascual Sandoval, obrero rural detenido en una finca durante la primera semana del golpe militar de 1976; y José Guillermo Verón, un camionero que desapareció meses después de haber sido detenido.

Un cuarto imputado, el ex abogado de la policía Raúl Egea recibió condena de ocho años por la falsificación de documentos en el caso de los desaparecidos. Este es el primer juicio por desapariciones durante la dictadura militar en Mendoza.

Los alcances del fallo, de 700 folios, se podrán conocer el próximo 15 de diciembre, mientras los indicios de donde podrían estar enterrados cadáveres de los desaparecidos serán enviados al fiscal de la causa .

Cuando terminó la lectura de la sentencia, tanto familiares como militantes de organizaciones de Derechos Humanos cantaron el Himno Nacional Argentino y a la salida del recinto unas 300 personas celebraban el acto de justicia con pancartas que decían: "juicio y castigo".