Comienza en Mendoza el primer juicio oral por delitos de lesa humanidad

El primer juicio oral en la capital mendocina por delitos de lesa humanidad durante la dictadura comenzará el próximo miércoles cuando el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 comience a juzgar a diez imputados, entre ellos Luciano Benjamín Menéndez, en 19 causas con 32 víctimas.

El juicio se iniciará sin la presencia de Menéndez, principal imputado y ex comandante del Tercer Cuerpo de Ejército, debido a otro proceso en Córdoba que le impide concurrir a Mendoza.

El total de los diez imputados están en libertad "por resolución del juez federal Julio Petra Fernández", quien fue denunciado por el Consejo de la Magistratura por haber liberado a los involucrados, detalló a Télam el abogado Pablo Salinas, del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

“Estamos en presencia de una situación histórica en Mendoza, por tratarse de un juicio que en forma permanente se intentó impedir su inicio”, reseñó el letrado.

Recordó la resolución reciente de la Cámara Nacional de Casación Penal en la que “apartó a los tres integrantes de la Cámara Federal de Mendoza de las causas en las que se investigan delitos de lesa humanidad en toda la región de Cuyo, Julio Petra Fernández, Alfredo López Cuitiño y Enrique Sosa Arditti y Luis Miret, suspendido este último por el Consejo de la Magistratura”.

A esa situación se agrega “la recusación presentada por el camarista Otilio Romano que le permitió apartar al juez federal Walter Bento de la investigación que el magistrado llevaba a cabo en la que se acusa a Romano de complicidad en la dictadura militar al igual que al juez Luis Miret”.

El juicio oral y público comenzará a las 9 en la sede del edificio del Tribunal Federal de esta ciudad por donde pasarán alrededor de 300 testigos a lo largo de un debate que, según se estima por la cantidad de testimonios, se extenderá seis meses.

Entre los diez procesados se encuentran el ex coronel interventor en Mendoza Tamer Yapur; el ex jefe de Inteligencia de Ejército Paulino Enrique Furio; el ex comisario general (re) Juan Agustín Oyarzabal como segundo jefe del ex D2; el ex policía del ex D2 Celustiano Lucero; los comisarios (re) Eduardo Smaha Borzuk y Armando Fernández Miranda; el ex general Mario Lépori; el ex oficial de la policía mendocina, Luis Alberto Rodríguez Vázquez, Juan Pablo Saa y Dardo Migno.

De las víctimas, se aguarda la presencia como testigo del abogado Angel Bartolo Bustelo, quien en septiembre de 1976 fue detenido en su residencia particular y luego de recorrer distintos centros de detención fue liberado.

De las 19 causas, donde se investiga la situación de 32 víctimas, se destaca la muerte del periodista y poeta santafesino radicado en Mendoza, Francisco “Paco” Urondo, quien murió de dos balazos en la cabeza en un supuesto enfrentamiento en el departamento de Guaymallén, el 17 de julio de 1976.

Otras del las víctimas son Lidia De Marinis, secuestrada de su vivienda de esta ciudad por un grupo comando, siendo madre de un bebé el 4 de julio de 1976; los estudiantes de Psicología María Alvarado y Juan Gutiérrez, de la vecina provincia de San Juan y que estudiaban en Mendoza; y Nora Rodríguez Jurado y Rafael Olivera, psicólogos secuestrados el 12 y 13 de julio en diciembre de 1977, entre otros.