Catamarca: Pericias en la causa por desaparecidos

Se inspeccionó el lugar en el que estuvo Nelly Yolanda Borda.
 
El viernes estuvo en Belén, el presidente del Tribunal Oral Federal de Catamarca, Juan Carlos Reynaga, para realizar una inspección ocular de la vivienda de la familia Borda, lugar en el que se produjo el secuestro y posterior desaparición de la estudiante belicha Nelly Yolanda Borda, el 27 de enero de 1977. La causa se elevó a juicio a finales del año pasado y el debate oral y público está previsto para el segundo semestre del año.

Reynaga llegó a la ciudad acompañado por Rafael Vehils Ruiz y el secretario del Fiscal, Javier Merep, Ambos en representación de la fiscalía y el abogado querellante de la familia Borda, Guillermo Díaz Martínez .

La causa se inició en 1977 y estuvo paralizada, junto a todas las que involucraban a los causantes de los crímenes de lesa humanidad, que sacudieron a la sociedad argentina desde 1976, y cuyas secuelas aún viven los familiares de aquellos 30.000 detenidos-desaparecidos.
Durante la visita, el Tribunal tomó contacto con las hermanas de la víctima, testigos claves del secuestro, ya que estaban presentes en la vivienda cuando fueron sorprendidos por un “grupo de tareas”. Observaron la habitación en que se encontraba Yoli y las demás habitaciones de la casa. También, se inspeccionó la vieja cuadra de la panadería por la que entraron para detener a todos los que trabajaban allí.

En esos momentos, reconocieron a Nelly Yolanda y se la llevaron. El operativo llenó de terror a los familiares.