Casación rechazó el recurso de los Noble y avaló comparar el ADN con las muestras existentes

La Cámara Nacional de Casación penal avaló la decisión de comparar la sangre de Felipe y Marcela Noble con la totalidad de las muestras existentes en el Banco Nacional de Datos Genéticos del hospital Durand.

La Cámara de Casación penal avaló este viernes la realización en el Banco nacional de Datos Genéticos de los exámenes de ADN a Felipe y Marcela Noble para determinar si son hijos apropiados de víctimas de la última dictadura militar, como lo solicitó las "Abuelas de Plaza de Mayo".

Por unanimidad y sin analizar la cuestión de fondo sobre la constitucionalidad del tema, el máximo tribunal penal del país rechazó por "inadmisible" y en duros términos un recurso para intentar frenar esta medida, presentado por los abogados de Noble, Jorge Anzorreguy y Horacio Silva.

Además, ordenó enviar de inmediato el expediente al juez federal de San Isidro Conrado Bergesio, para que continúe con el trámite de la causa y eventualmente fije nueva fecha a los análisis, suspendidos por este trámite de apelación.
Por otra parte, la Cámara dispuso remitir copias de los escritos al Colegio Público de Abogados para investigar la conducta de los letrados de Ernestina Herrera de Noble, Jorge Anzorreguy y Horacio Silva.

Los camaristas entendieron que ambos carecieron de "legitimación" para apelar la medida a nombre de supuestas víctimas de un delito -los hijos adoptivos de Herrera de Noble- sin la firma de éstos y menos aún cuando en otros tramos de la causa representaron a la imputada Herrera de Noble.
Además, consideraron -en línea con el argumento de Abuelas de Plaza de Mayo- que podrían haber incurrido en la "representación de intereses contrapuestos" al patrocinar "alternativamente" a Herrera de Noble y a sus hijos adoptivos.
Contra todo lo resuelto, los abogados de Noble podrían presentar un recurso ante Casación para llegar a la Corte Suprema y eventualmente ir en queja al máximo tribunal del país.

"Todo esto esperemos que no lleve más de un mes de trámite, todo debería rechazarse in limine después del fallo escuchado hoy, por lo cual en menos de un mes deberían estarse realizando los estudios", consideró el abogado de Abuelas de Plaza de Mayo Alan Liud, al término de la audiencia. Asimismo los abogados querellantes también solicitaron que se les impida a los doctores Horacio Silva y Jorge Anzorreguy seguir representando a Felipe y Marcela Noble, porque en la misma causa habían sido defensores de Ernestina Herrera de Noble, lo que –según ellos- derivaba en “intereses contrapuestos”, dado que Ernestina es imputada y Marcela y Felipe son las supuestas víctimas del delito que se investiga.