Prisión perpetua para el asesino de Carlos Fuentealba

Miles de docentes aguardaron el resultado de la sentencia que despertó, una vez conocida, múltiples escenas de emoción y de desahogo.

Los jueces emitieron la condena sobre la base de los testimonios recopilados en las audiencias, los peritajes realizados que acreditaron la muerte violenta de Fuentealba por el disparo de un cartucho de gas lacrimógeno que impactó en su cabeza y otras evidencias que fueron aportadas a lo largo del proceso.

Aseguraron que la autoría del crimen fue determinada por estos elementos probatorios y corroborado por la declaración de la docente Marcela Roa, que identificó claramente a Poblete como autor del disparo.

"Esta es una declaración de notable valor que se complementa con otros testigos que la respaldan", afirmó en su voto el presidente de la Cámara, Mario Rodríguez Gómez. Calificó la represión policial del 4 de abril del año pasado en la ruta nacional 22 donde fue herido de muerte Fuentealba como "exagerada e innecesaria".

Los tres jueces coincidieron en señalar que fue Poblete el que disparó su arma ubicado a no más de 7 metros de distancia detrás del vehículo que ocupaba Fuentealba.

Los magistrados rechazaron los planteos del defensor Ladislao Simón, que solicitó la nulidad del proceso por entender que era fraudulento.

El fallo condenó a Poblete como "autor penalmente responsable del delito de homicidio calificado por haber sido cometido por un miembro integrante de la fuerza policial abusando de su función con la agravante de haber sido cometido con violencia mediante el empleo de un arma de fuego agravado por alevosía en concurso ideal, artículo 80, inciso segundo y nueve, 41 bis y 54 del Código Penal".

La pena es de prisión perpetua más la inhabilitación absoluta perpetua y costas del proceso al unificarse una condena anterior por vejaciones.

El secretario general de la Asociación Trabajadores de la Educación -ATEN-, Marcelo Guagliardo, aseguró a los docentes reunidos en la calle que "habíamos dicho que Poblete era el autor material del fusilamiento de Carlos y lo logramos pero ahora vamos por (Jorge) Sobisch", dijo en alusión al ex gobernador de la provincia.

Dijo que "no estamos festejando porque nada nos devuelve a Carlos pero tenemos que reconocer que no peleamos en vano".

"Hemos dado un ejemplo de lucha en procura de una unidad que hiciera posible que esto que parecía impensado se pudiera hacer realidad", señaló.

Guagliardo convocó a todos los trabajadores y sectores a seguir el reclamo para que "el ex gobernador Jorge Sobisch vaya a la cárcel por ser el responsable político y el que dio las órdenes de matar".

Anticipó que van a reclamar al gobierno de la provincia la disolución de los grupos especiales de la policía porque "las armas que usan son para matar, no para disuadir". Luego de un improvisado acto frente al edificio de la ex Legislatura donde se realizó el juicio, los manifestantes marcharon por el centro de la ciudad.